Pisto con Costillas

  • Receta de Pisto

  • Pisto con Bacalao

  • Pisto con Atún

  • Pisto con Huevo

  • Pisto con Costillas


  • "Pisto con Costillas"

    Receta de Pisto con Costillas


    Ahora os mostramos una original receta de pisto con costillas, una receta que sorprenderá a todos por su interesante y sorprendente mezcla de ingredientes con la que se prepara.

    Ingredientes:

    - Costillas de cerdo, cantidad al gusto
    - Una berenjena
    - Un calabacín
    - Un pimiento rojo de asar
    - Un par de pimientos para freír
    - Una cebolla grande
    - Dos o tres dientes de ajo
    - Un vaso grande de tomate triturado
    - Una hoja de laurel
    - Un vasito de coñac
    - Sal
    - Pimienta negra molida
    - Aceite de oliva virgen




    Preparación:

    El pisto es una receta que se prepara únicamente con verduras, aunque hay algunas variantes que añaden algún otro ingrediente adicional para completar la receta. En este caso vamos a preparar un exquisito pisto con costillas, un plato que seguramente no conoces, pero que seguro que si te animas a prepararlo te va a encantar, y es que las costillas de cerdo combinan perfectamente con los otros ingredientes, y hacen que tengamos un plato más rico y completo. Aquí te detallamos paso a paso como preparar la receta completa.





    Usaremos la cantidad de costillas de cerdo que queramos servir, según los comensales y si queremos más o menos cantidad en cada plato. Antes de cocinarlas las lavamos bien bajo el grifo, las troceamos bien y las ponemos a cocinar en una sartén con un chorreón de aceite de oliva y una hoja de laurel. Las vamos a dorar bien por fuera, dándoles la vuelta para hacerlas por todos lados, y entonces agregaremos el vasito de coñac y subimos la intensidad del fuego, para que las costillas tomen sabor y se evapore el alcohol. Al acabar reservamos las costillas para más a delante.

    Después vamos a preparar las verduras para el pisto. Lavamos bien los pimientos por fuera, les quitamos las semillas y el tallo, y finalmente los cortamos en trozos medianos. Pelamos dos o tres dientes de ajo y una cebolla grande, y los cortamos en daditos medianos, y los ajos en láminas. Por ultimo lavamos la berenjena y el calabacín, los pelamos si queremos, ya que podemos dejarlos con la piel, y a continuación los cortamos en dados que sean trozos medianos o grandes, para no queden muy desechos al cocinarlos.


    Además vamos a necesitar tomate natural que trituremos o nosotros mismos, o bien emplear tomate triturado comprado enlatado. Si los preparamos nosotros mismos, algo ideal sobre todo en época veraniega, donde es fácil encontrar buenos tomates, maduros y sabrosos, los vamos a lavar bien por fuera y después los cortamos en daditos o bien los trituramos. Si queremos pelarlos, entonces los vamos a escaldar unos minutos en agua caliente para poder pelarlos fácilmente y dejarlos sin piel.

    Empezamos haciendo el pisto en una olla de buen tamaño donde quepan todas las verduras, la cual ponemos a calentar con un buen chorreón de aceite de oliva virgen. Cuando esté caliente echamos los ajos laminados y los doramos levemente, entonces añadimos la cebolla troceada y sal por encima y dejamos sofreír varios minutos, removiendo de vez en cuando. Cuando la cebolla empiece a cambiar de color, añadimos los trozos de pimiento rojo, y 5 o 6 minutos después añadimos los pimientos verdes, que cocinamos otros 5 o 6 minutos más. Agregamos a la olla o sartén el calabacín troceado, que cocinamos unos 5 minutos removiendo bien, y por último se agregan los trozos de berenjena, que mantenemos el mismo tiempo a fuego medio.

    Para acabar vertemos el tomate triturado, salpimentamos al gusto y cocinamos a fuego suave durante 15 minutos, para que el tomate triturado se cocine bien. Removemos de vez en cuando, pero lo hacemos con cuidado para no deshacer la verdura, para lo que es mejor remover directamente la olla o sartén con movimientos circulares. Añadimos las costillas de cerdo que apartamos antes, mantenemos unos minutos para que se calienten bien y después o bien dejamos reposar hasta la hora de comer o bien servimos ya en caliente para disfrutar de este estupendo pisto con costillas, que esperamos que os guste tanto como a nosotros.