Pisto Manchego

  • Receta de Pisto

  • Pisto con Bacalao

  • Pisto con Atún

  • Pisto con Huevo

  • Pisto con Costillas


  • "Pisto Manchego"

    Receta de Pisto Manchego


    Te enseñamos a continuación cómo preparar en casa un tradicional pisto manchego. Este tipo de pisto es un tanto diferente pero mantiene la base de verduras habitual.

    Ingredientes:

    - Un calabacín
    - Una cebolla
    - Un par de dientes de ajo
    - Un pimiento rojo
    - Un pimiento verde
    - 250 gramos de tomate triturado
    - Aceite de oliva virgen
    - Sal




    Preparación:

    Comenzaremos a hacer este pisto manchego lavando bajo el grifo tanto el calabacín como los pimientos, para quitarles la suciedad que tuvieran. Los pimientos los abrimos, les quitamos el tallo y las semillas del interior, y los troceamos en trozos que sean más bien pequeños. El calabacín lo podemos pelar, pero nosotros lo vamos a dejar con piel, así que directamente lo troceamos en daditos. Pelamos la cebolla y la picamos también en trocitos pequeños, y por ultimo pelamos los ajos y los picamos en láminas finas o en trocitos.





    El tomate podemos triturarlo nosotros mismos, algo que siempre recomendamos hacer cuando es la temporada de verano, ya que los tomates en esta época son muy sabrosos y merece la pena por el sabor que dan. Los lavaremos y luego los escaldamos en agua caliente unos minutos, para poder pelarlos fácilmente y dejarlos sin piel, y después los trituramos o rallamos. Otra opción es emplear tomate triturado de lata, que nos facilita la tarea y da buen resultado, así que usa uno u otro según tus preferencias.

    Teniendo ya todas las verduras limpias y troceadas vamos a poner a calentar una cacerola o una sartén grande, dónde nos quepan todos los ingredientes, con un chorreón de aceite de oliva virgen. En este aceite vamos a dorar un poco los ajos laminados, a fuego medio para que no se nos quemen, y cuando empiecen a tomar color echamos la cebolla picada, con un poco de sal por encima, y la dejamos pochar un poco. Después agregamos los pimientos y los rehogamos durante unos minutos, hasta que se ablanden.


    Agregamos el calabacín troceado y los dejamos cocinar unos minutos antes de agregar el tomate triturado. En ese momento ponemos a fuego suave y cocinamos durante un cuarto de hora para que el tomate se consuma y se vaya espesando. Durante ese tiempo removeremos de vez en cuando para que no se pegue, lo que haremos mejor removiendo la cacerola con movimientos circulares, para no remover directamente las verduras y se deshagan. Al acabar ya tendremos nuestro pisto manchego listo para servir en caliente, o bien lo reservamos hasta la hora de comer. Esperamos que os guste esta estupenda receta.