Pisto con Huevo

  • Receta de Pisto

  • Pisto con Bacalao

  • Pisto con Atún

  • Pisto con Huevo

  • Pisto con Costillas


  • "Pisto con Huevo"

    Receta de Pisto con Huevo


    En esta ocasión preparamos un pisto con huevo, una de las formas más conocidas de preparar el tradicional pisto de verduras, ya que añadimos unos huevos cuajados al plato para hacerlo aún más rico y completo.

    Ingredientes:

    - Dos o tres huevos
    - Un pimiento rojo para asar
    - Dos pimientos para freír
    - Un calabacín
    - Una berenjena
    - Un par de dientes de ajo
    - Una cebolla grande
    - Un vaso de tomate triturado
    - Pimienta negra molida
    - Sal
    - Aceite de oliva virgen




    Preparación:

    Vamos a preparar un estupendo pisto con huevo, para lo que vamos a emplear una combinación de verduras que resulta muy sabrosa, aunque se pueden añadir o sustituir por otras si lo prefieres, pero nuestra recomendación es prepararla tal y como os vamos a detallar a continuación. Siempre vamos a intentar emplear verduras que estén bien frescas y que sean de buena calidad, el resultado final será el mejor siempre que lo hagamos así, por lo que os recomendamos comprar las verduras el mismo día o el día antes de preparar la receta.

    Empezaremos lavando y/o pelando los ingredientes que vamos a utilizar, para después cortarlos en trozos que sean de un tamaño similar, dentro de lo posible. Pelamos los ajos y la cebolla, y el calabacín y la berenjena, aunque estos últimos podemos no pelarlos y cocinarlos con la piel, como prefiramos, aunque habría que lavarlos por fuera si se cocinan con piel. Lavamos los pimientos para quitarles la suciedad que tuvieran por fuera y les quitamos las semillas del interior. Cortamos todo lo anterior en trozos de tamaño mediano, para que no se deshagan una vez los hayamos cocinado, salvo los ajos, que vamos a laminarlos.

    El tomate vamos a emplearlo de lata, que ya viene triturado y listo para usar, aunque si estamos en época estival y podemos comprar unos buenos tomates sabrosos y maduros, podemos emplear estos últimos. Si empleamos tomates naturales los lavamos bien y después los rallamos o trituramos por completo, incluso podemos escaldarlos unos minutos en agua caliente para pelarlos fácilmente, en caso que queramos quitarles la piel antes de triturarlos, pero esto también se hace de forma opcional, al gusto de cada uno o según el tiempo que quiera invertir en cocinar.


    Emplearemos una cacerola o una olla de buen tamaño para elaborar este pisto con huevo, a la que echamos aceite de oliva virgen, una buena cantidad, y la ponemos a fuego medio. Primero vamos a echar los ajos laminados para dorarlos un poco, con cuidado que no se quemen. Después añadimos la cebolla troceada, con un buen puñado de sal para que se poche fácilmente, y la sofreímos unos minutos. Esperamos a que la cebolla empiece a volverse transparente para agregar el pimiento rojo, y después, tras unos 5 minutos más o menos, el pimiento verde, que mantendremos también otros 5 minutos aproximadamente.

    Lo siguiente que vamos a echar en la cacerola será el calabacín troceado para rehogarlo unos minutos. Hay que controlar que no nos quedemos sin aceite llegado a este punto, ya que si hiciera falta habría que añadir otro chorreón. Por último se agrega la berenjena, que es la que menos tiempo necesita para estar lista, y en unos 4 o 5 minutos echamos finalmente el vaso de tomate triturado y salpimentamos todo. Mantenemos a fuego suave 10 minutos aproximadamente, removemos directamente la cacerola con movimientos circulares, para no deshacer los trozos de verduras. Cascamos un par de huevos o tres encima de las verduras, y los dejamos cuajar unos minutos, para que acabe de cocinarse también el tomate. Una vez estén bien hechos, vamos a servir este riquísimo pisto con huevo para disfrutarlo bien caliente, verás que queda delicioso.